El concejal de Relaciones Institucionales de Gijón, Jorge González Palacios, ha informado este viernes que el Día de las Fuerzas Armadas (DIFAS) celebrado en la ciudad ha generado un impacto económico de 10,7 millones de euros.

Según los datos proporcionados por la consultora InvesMark, el número de asistentes a los diversos actos en Gijón alcanzó las 294.600 personas, aunque se estima que esta cifra podría acercarse a las 400.000 debido a la visibilidad de la exhibición aeronaval del 24 de mayo desde múltiples puntos de la ciudad. «Teniendo en cuenta que la exhibición aeronaval se pudo ver desde muchos puntos, seguramente el número real de asistentes se acerque más bien a las 400.000 personas», comentó González Palacios.

El informe destaca que 123.143 turistas excursionistas visitaron Gijón durante esos días, mientras que 17.399 visitantes se alojaron en la ciudad, con una estancia media de 3,48 días. El edil subrayó que el DIFAS ha sido un «evento de ciudad», contando con el apoyo de todas las concejalías y empresas municipales.

Además, el Ayuntamiento de Gijón ha estimado en 10.687.869 euros el impacto total de los actos relacionados con el DIFAS 2024, con efectos directos de 6,6 millones de euros según el informe de la consultora gijonesa. «La celebración del DIFAS en Gijón no solo fue un éxito rotundo de organización y de asistencia, sino que ha tenido un significado muy importante en el impacto económico y mediático de la ciudad», destacó González Palacios.

El concejal también agradeció al Ministerio de Defensa por «confiar» en Gijón para la organización de estas celebraciones. Según explicó, el Ayuntamiento invirtió 55.000 euros más IVA en diversos servicios, incluyendo alojamientos, restaurantes, estructuras como vallas, gradas y sillas, instalaciones eléctricas y el estudio de impacto económico. El concejal quiso resaltar que el 100% de las inversiones que realizó el Ayuntamiento fueron con empresas asturianas, el 95% de Gijón.

Este éxito refuerza la capacidad de Gijón para acoger eventos de gran envergadura, demostrando una vez más su potencial como destino turístico y cultural.