Resulta muy satisfactorio para mi participar en este pequeño acto de celebración y reconocimiento que supone el descubrimiento de la Placa de la nueva Plaza de la Abogacía Gijonesa del Turno de Oficio, cuya denominación aprobó ayer la Junta de Gobierno de nuestro Ayuntamiento a propuesta de la Alcaldía, y que es el justo reconocimiento a una labor social de la Abogacía del Turno de Oficio que, en mi opinión, nunca será lo suficientemente reconocida.

En este acto realizamos una pequeña parte de ese reconocimiento, en la forma más entrañable que puede realizarlo una ciudad: llevando su nombre al callejero. Este espacio, junto a vuestro Colegio y en uno de los entornos más privilegiados de Gijón, es desde hoy testimonio de ese reconocimiento que, como ya se ha dicho aquí, debe venir acompañado de más hechos por parte de las Administraciones públicas, como justamente venís reivindicando.

El ejercicio de la Abogacía del Turno de Oficio es por encima de todo un acto de servicio a la sociedad. Así lo demostráis asistiendo a las personas en los momentos por lo general más duros, en lo que se demuestra como una profesión de las que llamamos vocacionales.

Pero, por encima de todo, vuestro trabajo es la garantía más importante que ofrece nuestro Estado de Derecho, y sin la cual los valores superiores de nuestro ordenamiento jurídico (libertad, igualdad y justicia) que consagra la Constitución, serían papel mojado, al alcance solo de quienes se pudieran permitir su defensa.

Por eso este homenaje, modesto pero muy simbólico para una Administración municipal que carece de competencias en vuestro ámbito, es para nosotros motivo de satisfacción, y por qué no decirlo, de orgullo. Lo hacemos de la mano de vuestro Colegio Profesional, que puedo atestiguar, vela incansablemente por los intereses de la profesión, que es velar por los intereses del conjunto de la ciudadanía a la que servís y defendéis.

Desde hoy los gijoneses y gijonesas, y las personas que nos visitan (a la vuelta de la esquina está nuestra oficina de Turismo) serán testigos del homenaje perpetuo de nuestra ciudad a las y los profesionales de la Abogacía Gijonesa del Turno de Oficio.

Muchas gracias y enhorabuena.