Este martes inauguré, junto al concejal de Infraestructuras Urbanas y Rurales, Gilberto Villoria, los baños adaptados para personas ostomizadas en la Playa de Poniente.

Gijón es el segundo municipio de Asturias con un baño de este tipo en zona costera. Es una acción fundamental para conseguir una calidad de vida digna e igual para todas las personas.

Las personas que se han realizado una ostomía tienen que vivir con una bolsa y, por ello, los aseos deben tener unas características concretas. El Ayuntamiento de Gijón recibió información para llevar a cabo el diseño tras una reunión con la Asociación de Ostomizados.

Gilberto Villoria ha asegurado que tras esta obra se encuentran “buscando posibles ubicaciones para otros baños” que probablemente se sitúen en centros municipales integrados. Siguen disponibles 15.000 euros del presupuesto y la idea es hacer otros tres o cuatro aseos en la ciudad.

En cuanto a los horarios de uso de los baños, Villoria ha asegurado que están “regulando el uso y buscando la forma para que esté abierto todo el año”.